Saltar al contenido

Huertas en casas, huertos urbanos, consejos y técnicas.

La idea de tener huertos o huertas en casa ha ganado una fama increíble en los últimos tiempos. Pues ¿a quién no le gustaría tener su propio sembradío y cultivo de alimentos?, así como ahorrar mucho dinero.

Pero, antes que todo, es importante conocer los aspectos básicos y el origen de estas técnicas de jardinería. Aquí se darán a conocer elementos como la definición de huerto, los tipos que existen, técnicas para su fabricación y lugares donde pueden estar.

huerto solar

Huerto Solar

 

¿Qué es un huerto?

Un huerto se considera como un intensivo cultivo de vegetales y frutos, que cuenta con poco espacio de extensión. Este tipo de sembrado posee la finalidad de brindar alimentos de mejor calidad, así como más económicos, a la persona que los coseche.

Su origen se da en la antigua Europa, donde los hombres debieron buscar la forma de alimentarse desde sus casas. Los huertos cuentan con la característica principal de ser poco extensos, debido a que su finalidad es estar en casa.

Esta técnica fue creada a partir de costumbres heredadas de varias culturas del viejo continente. La más resaltante de estas culturas es la mediterránea septentrional, la cual abarca las civilizaciones, griega, romana y bávara.

Pero, en la actualidad, el motivo por el que se quiera hacer una huerta en casa dependerá de otros factores. Algunos como: la necesidad de alimentos, distracción de la rutina diaria, cambiar de dieta a una más controlada y sana.

Dependiendo del lugar donde sea implementado o las técnicas que se utilice, los huertos se pueden clasificar. Estas son algunas de las clasificaciones y tipos de huertos que existen actualmente.

Según el lugar donde se realice.

  • Huerto en la tierra.

Es el más convencional y usado en todo el mundo. Este huerto se lleva a cabo en el suelo del patio de una casa, residencia o vivienda. Fue el primero que se empleo desde su creación en la antigua Europa.

Se debe tomar en cuenta las características y calidad de la tierra donde se implementará el sembradío. Pues esta juega un papel importante en el crecimiento de las plantas y en la salud de los alimentos que se cosechen.

Este tipo de huerto es el que más herramientas necesita para su fabricación y mantenimiento. Desde una azada para realizar agujeros en el suelo, un rastrillo para despejar la tierra, hasta una manguera para el riego de las plantas.

Existen tres tipos de suelos más conocidos en cuanto a la siembra de plantas y vegetales, salino, ácido y alcalino. Hay que estudiar bien las características de la tierra para saber que tipo de alimentos pueden ser cultivados allí.

  • Huerto en contenedores.

También conocido como huerto urbano, este es uno de los sembradíos más famosos de mundo. Debido a su practicidad y facilidad de elaboración, la gente suele decantarse por este.

La característica principal de este tipo de huerto es la utilización de recipientes como macetas, imposibilitando la expansión de raíces. En pocas palabras, los contenedores no permiten que las raíces de las plantas se alarguen por la tierra.

Cualquier tipo de recipiente puede ser implementado en la fabricación de este huerto. Desde macetas o jardineras convencionales, hasta envases plásticos reciclados. Lo importante es que sea pequeño y sea de nuestro agrado.

Varias son las ventajas que tiene el mantenimiento del huerto urbano o en contenedores. Se puede utilizar el sustrato que mejor nos convenga, se puede colocar tanto dentro como fuera de casa, son algunas de estas.

Según el entorno en el que se encuentre el huerto

  • Huerto familiar:

Es el tipo que se lleva a cabo en casas, por supuesto con espacio reducido. Su origen viene de la prehistoria y su propósito era utilizar los restos de alimentos para utilizarlos como fertilizantes.

Actualmente, este cultivo toma gran importancia por las siguientes implicaciones: agricultura ecológica, anti consumismo y economía ambiental. Generalizando, son aplicaciones cuya ideología es contribuir con el ambiente.

  • Huerto escolar:

Este tipo de huerto, al igual que el resto, cuenta con dimensiones reducidas. Trata de un laboratorio natural en el que se lleva una serie de procedimientos de preparación de tierra en contenedores o en la tierra.

Con la finalidad de sembrar plantas, legumbres, árboles frutales, verduras, entre otros.

Generalmente este huerto es utilizado durante las edades que comprenden la educación básica. Se tiene como iniciativa reforzar los valores de los estudiantes, instruyéndolos en la alimentación saludable, además del cuidado del ambiente.

Por otro lado, para efectuar el cultivo se tendrá que llevar una seria de pasos que tendrán que cumplir los alumnos y el docente: disposición y labranza del suelo, riesgo de la tierra, plantación de la semilla, desmalezar, cubrir con un mantillo y añadir compost.

Riego constante del sembradío, acorde con las necesidades específicas de los alimentos, añadir caminos y vallas, entre otros.

En el huerto escolar, las actividades siempre se llevan a cabo en pequeños grupos de personas, no es lo ideal hacerlo de manera individual.

¿Cómo hacer su propia huerta en casa?

Crear una huerta en casa puede ser un gran beneficio a nivel familiar. Ya que todos los integrantes pueden formar parte de su creación y cumplir un papel importante durante el proceso de cosecha.

Para esta labor se necesitarán algunos factores climáticos a favor. Además de herramientas especiales, pero todo esto se profundizará y explicará más adelante en esta entrada.

Herramientas para una propia huerta en casa.

  • Azada

Funciona para realizar zanjas en la tierra, facilitando la tarea de remover la tierra que se encuentra en el lugar.

  • Pala

Permite la excavación de hoyos en la tierra. Ayuda a la azada cuando la zanja que se debe elaborar es grande. Ayuda con la profundidad, para plantas que ameriten más espacio.

  • Pala de plantar.

Esta es una pala, pero de mucho menor tamaño. Funciona para la trasplantación de legumbres y hortalizas pequeñas. También puede usarse para culminar la labor de la azada y la pala convencional.

  • Rastrillo

Su principal función a ayudarnos a desplazar y retirar todos los desperdicios que estén sobre la tierra. Una función secundaria puede ser la de nivelar la tierra para proceder con la siembra.

Pasos que se deben seguir para hacer una huerta en casa

  • Paso 1.

Escoger el lugar perfecto del terreno para realizar la huerta en casa.

  • Paso 2.

Preparar el terreno con la ayuda de las herramientas de jardinería.

  • Paso 3.

Realizar algo de composta o abono de origen orgánico. Dependiendo de la firmeza de la tierra, será la cantidad de composta a utilizar.

  • Paso 4.

Siembra los vegetales, verduras o frutos que sean de tu agrado. Teniendo en cuanta siempre, cuales pueden ser cultivados en la zona donde vives.

Consejos para el óptimo cuidado de tu huerto y jardín.

No se necesita ser un gran experto en este mundo para poder crear un huerto perfecto en nuestro jardín diseñado. Hay que dejar claro que, aunque se lleven en el mismo lugar, huerto y jardín no poseen el mismo significado.

El huerto es aquel lugar donde se siembran algunas plantas que nos pueden brindar alimentos con sus cosechas. En cuanto al jardín, puede considerarse como todo el espacio exterior de nuestra casa, el cual puede ser diseñado y decorado.

En pocas palabras, el huerto se encuentra, o forma parte, del jardín. Ambos trabajan en conjunto para darle una visión totalmente distinta a nuestra casa. Así como también brindarnos de comida sana y saludable.

Factores que influyen en el cuidado del huerto y jardín.

  • Suelo

Para el óptimo funcionamiento del huerto, la tierra debe contar con las siguientes características:

Poseer un color marrón, lo más oscuro posible. Aroma que se asemeje al de los bosques (de las tierras más fértiles que existen).

Debe ser muy blanda. Al cogerla con las manos no debemos sentir grumos o pedazos grandes de tierra seca. Dar esa sensación de humedad que es vital para las plantas.

  • Hidratación.

La hidratación y el riego es vital para el crecimiento de las plantas de nuestro huerto y jardín. Así la tierra tenga las mejores condiciones para la siembra y cultivo de alimentos, sin agua no servirá de nada.

La temperatura y la humedad del ambiente también juegan un papel importante en el mundo de la horticultura y jardinería.

En invierno, devino a las bajas temperaturas y los altos niveles de humedad, no es necesario regar tanto las plantas. En cuanto a los tiempos calurosos y secos, como el verano, si se debe hacer más hincapié en el regado.

  • Hierbas malas.

Existen hierbas que no serán de mucha ayuda en nuestra tarea de hacer crecer plantas sembradas por nosotros mismos. Entre estas se pueden encontrar algunas como: manzanilla silvestre, ortigas y las acederas.

  • Plagas y azotes.

Un buen consejo para evitar el acercamiento de mosquitos y moscas, es ser prudentes con el regado. El exceso de agua, y su empozamiento, llama mucho la atención de estos pequeños insectos.

En caso de tener lugares con mal drenaje, recomendamos conseguir una aspiradora de agua. Esta herramienta nos ayudará a retirar el exceso de agua que se encuentra en la tierra.

También existen algunas plantas que, por su fuerte aroma, suelen funcionar como repelente natural para insectos y algunas otras plagas.

  • Buen cuidado diario.

Tener un huerto que cuidar y un jardín que mantener, no es algo de solo fines de semana. Esta tarea, por más difícil que se pueda hacer, debido a tiempo libre y energía, debe hacerse diariamente.

El mejor consejo en cuanto al tiempo que se debe emplear para el cuidado de un huerto y jardín, es dedicarle al menos 1 hora de nuestro día a las plantas que en este se encuentren.

Los huertos urbanos en casa y los beneficios que trae

Los huertos urbanos y la jardinería en general es algo que está cogiendo mucha fama alrededor del mundo. Pues son muchos los beneficios que puede traer tener una huerta propia en nuestra casa.

¿Qué beneficios trae tener un huerto urbano en casa?

El ahorro económico que se obtiene con la creación de uno de estos huertos, es de los beneficios más importantes. Debido a que todo lo que sea plantado en estos, servirá para consumo personal y familiar.

Otro beneficio de tener un propio huerto urbano, es que los alimentos que se obtengan de estas siembras serán 100% naturales. Sin químicos dañinos sobre su superficie y sabremos que estarán lo más frescos posibles.

Si se dispone de un pequeño patio, puede ser el lugar ideal para crear los huertos urbanos. Porque las siembras recibirán la cantidad de luz solar necesaria para que crezcan sus frutos lo más sanos posible.

También, los huertos urbanos, pueden traer altos beneficios personales. Tanto para salir de la rutina diaria, el estrés laboral o conectarse con la naturaleza, son algunas de las ayudas que brindan.

Se le tendrá el doble de cariño a estas pequeñas plantas que estarán en casa. Fueron sembradas por nuestras propias manos, crecerán gracias a nuestro cuidado y también nos brindarán alimento sano y poco costoso.

Tipos de huertos urbanos para tener en casa.

  • Huerto urbano

Este es utilizado por personas que cuentan con una pared donde la luz solar incide la mayor parte del día. Además, que es de los que menos espacio ocupa, ya que no se necesitará colocarlos en el piso.

  • Huerto urbano de mesa de cultivo.

Este tipo de huerto trae beneficios a la persona que lo posee. Algunas como: comodidad a la hora del regado, mejor control en esta misma labor y que no es necesario comprarla. Ya que con materiales reciclados se puede fabricar una a la medida de las necesidades.

  • Huerto urbano con pallets.

De las opciones más baratas que se pueden encontrar para la fabricación de un propio huerto urbano en casa, los huertos con pallets llevan la delantera.

No se necesita ser un experto en la carpintería para lograr la fabricación de una buena maceta con pallets. Lo único que se requiere son las herramientas, como: serrucho, martillo y clavos.

  • Huerto urbano en terraza.

Pero para las personas que, si cuentan con una terraza en sus casas, no hay mejor forma de darle un buen uso que colocando algún huerto urbano sobre esta. Sin duda, es una de las locaciones más recomendadas para tener uno.

Al estar en el techo de la casa, la luz solar que logrará incidir en los huertos, será más beneficiosa. Esto para el óptimo crecimiento de las plantas que estén sembradas allí.

Huerto en terraza: que se necesita para tenerlo

El huerto en terraza puede traer beneficios tanto personales, económicos, como familiares para el que lo tenga.

En lo personal puede ser beneficioso en el sentido que es una forma de escapar del mundo rutinario.

En cuanto al beneficio económico que puede traer tener un huerto en terraza es el ahorro que ocasiona.

La conexión con tu familia se hará mucho más fuerte si instalas uno de estos huertos encima de tu casa.

Que influye en la siembra en huerto en terraza.

  • Luz solar.

Este es un factor del que hay que estar muy pendientes. Porque el crecimiento de las plantas y los frutos van a depender mucho de cuanta luz solar incida sobre ellos.

Normalmente, los cultivos y siembras se hacen es espacios donde no existan edificios de gran altura. Esto para que, durante las horas del día, la luz solar no sea interrumpida e incida a la perfección.

Pero este no es el caso del huerto en terraza, ya que este será instalado en una zona poblada. Por eso hay que ser muy minuciosos a la hora de escoger el lugar correcto para colocar nuestras siembras.

  • Hidratación de las plantas.

Este factor suele ir de la mano con el anteriormente mencionado. Esto porque a más cantidad de luz solar, más deshidratación y resequedad sufrirán nuestras plantas. Por lo que hay que tener cautela en este aspecto.

También se necesita estudiar bien las posibilidades. Tomando en cuenta variantes como el tipo de clima de la zona donde vivimos y el nivel de humedad. Mientras más humedad exista en el ambiente, menos riego ameritarán las plantas.

  • Sustrato.

El sustrato de cultivo es aquel material, similar a la tierra, que tiene como principal función, sustituir al suelo. Ya que estos huertos no serán empleados en la tierra misma, se necesitará de algo para sustituirla en las macetas.

Tips y técnicas para sacar provecho del espacio del huerto en terraza.

El primer consejo es medir toda nuestra terraza, para así tener conocimiento del espacio con el que contamos. Luego de esto, podremos tener un estimado de macetas y recipientes, que pueden pertenecer a nuestro huerto.

También se recomienda intercalar recipientes grandes con recipientes pequeños. Teniendo en cuenta que en los grandes estarán sembradas aquellas hortalizas con ciclo biológico más prolongado que las de los pequeños.

La siembra de hortalizas con un rápido ciclo biológico son la mejor opción para nuestro huerto en terraza. Ya que, al poder cosecharse más rápido, pueden ser trasplantadas y comenzar con otra siembra rápidamente.

Si se desea plantar alimentos que requieran ser trasladados, lo más recomendado es colocarlos sobre algún objeto rodante. Esto para evitar tener que trasplantar de una maceta a otra o tener que cargar la maceta.

Contenido